Archivo de la etiqueta: Cultura

Murió Bonachea: a la paleta cubana le faltan colores

Imagen

Murió Bonachea, uno de los pintores nuestros que más admiro, dentro y fuera de sus lienzos, y siento que a la paleta de Cuba le faltan colores. Los más vivos: verdes, azules intensos, rojos y amarillos, sinónimos de su alegría, de su sonrisa… y muchos personajes que se me antojan salidos de los cuentos de Feijóo, lagartos, lechuzas, pavorreales, contenedores del misterio, imágenes oníricas y muchas veces indefinibles en sus cuadros, ahora están de luto. Parecía que el apagón que sufrimos en los últimos días en buena parte de La Habana, y que no me dejó enterarme rápido de la noticia, fuera un signo de la tristeza de la cultura cubana. Yo lo conocí, en su estudio, en la planta alta de su casa, donde me recibió hace ya unos años para una entrevista. Recuerdo que oía Habana Abierta, y que concentraba todo el caos de la creación en el último cuarto del local. En otra habitación montamos el improvisado set de grabación. Quería que me hablara de su obra, claro está, y de una exposición conjunta con Rancaño en una feria europea, allá por el 2004 o 2005. Bonachea, bromista, conversador; Rancaño, callado, recogido, pero que se sumaba a la conversación de la mano de su amigo. Todo el que ha entrevistado a Rancaño sabe lo difícil que es sacarle las palabras!! Y a mí, casi recién graduada, me sucedió entonces una de las peores cosas que pueden pasarnos en este oficio. Cuando terminamos y comprobamos el sonido, yo había dejado el micrófono cerrado y teníamos una película muda. Con la disyuntiva de la pena o la entrevista, opté por la sinceridad y les pedí nuevamente sus opiniones. Ambos se rieron muchísimo y me animaron. Me acuerdo especialmente de Bonachea, que me dijo: nosotros tan nerviosos… y tú solo estabas ensayando!!! Si lo hubieras dicho!!! Y muy dispuestos los dos comenzaron de nuevo a responderme las preguntas.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Reseñas

Hormigas contra la indiferencia


Siempre me ha parecido desolador el Teatro Fausto. Su cartelera invariablemente anuncia una función, pero público, lo que se dice público, jamás. Nunca he visto una cola, alguien interesado por la puesta del día, y ni siquiera el humor, plato fuerte del teatro, es un incentivo para entrar. Los cientos de transeúntes que caminan por el Prado diariamente, los jóvenes que patinan o conversan en su paseo, los turistas, las amas de casa, las parejas de enamorados en sus bancos, o los cientos más que esperan una salvadora guagua en la avenida, rara vez le dedican un minuto de atención. Por eso me alegró tanto que el Fausto, quizás como en sus años de esplendor, volviera a ser una Casa Tomada. Gracias a la XI Bienal de La Habana, el artista Rafael Gómez Barros ha dejado un hormiguero en sus paredes, sus ventanas casi rotas, sus grietas. Y por fin… la gente ha mirado el teatro. Y se queda minutos escudriñando estos animalitos, tirándole fotos, siguiendo su ruta. Con el mismo orden entre el desconcierto de un hormiguero, ellas parecen moverse, se agrupan o desandan, en la lógica grupal. Y alguna que otra de “paticas abiertas” provoca hasta un chiste erótico. Quizás pocos se detengan a pensar qué quiso decir el autor con la instalación. También es muy probable que ni siquiera lean el cartel-catálago explicativo, en la fachada del teatro.  Barros quiso llamar la atención sobre temas como las migraciones o los desplazamientos humanos pero a primera vista eso no importa mucho. Lo esencial, es haber despertado la curiosidad, el asombro, la interacción con el público. Lo esencial: que nadie quede indiferente.

Deja un comentario

Archivado bajo Reseñas

XI Bienal: Mayo se desborda

Cine, teatro, narración oral, poesía, artes plásticas… Mayo se nos revela como un mes pródigo para la cultura. Un desbordamiento que nos ha traido desde lo más reciente de la cinematografía gala, con el Festival de Cine Francés, hasta las producciones más relevantes de la escena latinoamericana en el Mayo Teatral, casi todas con una elevada propuesta estética y un compromiso social con los temas más acuciantes de la realidad del continente. Y a partir del día 11, la Bienal de La Habana. Entre las propuestas que recomiendo especialmente: la megaexposición de arte cubano en toda La Cabaña, la mayor en casi 20 años, y que reunirá más de 100 creadores de todas las tendencias y generaciones, con pintura, grabados, esculturas, videos, perfomances… Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias